12 actividades divertidas para el invierno

La llegada del invierno no se hace esperar, y ya sea que nos entusiasme la idea o que nos apene dejar atrás los días soleados de otoño, a menudo nos faltan ideas para ocupar a los niños cuando el tiempo no les deja jugar al aire libre. Pero lo cierto es que el invierno ofrece muchas posibilidades. En este artículo compartimos contigo nuestras 12 actividades favoritas:

1) Preparar una torta: a los más peques siempre les ha fascinado descubrir nuevos ingredientes y distintas formas de combinarlos. Los más grandes, en cambio, se sienten orgullosos de preparar el postre con sus propias manos y casi sin ayuda.

2) Leer un libro: en las otras estaciones del año los niños salen a jugar al aire libre sin problema, pero el invierno es la temporada perfecta para leer un libro en el lugar más calentito de la casa.

3) Fabricar manualidades: si a tu hijo no le gusta la lectura, ¿por qué no elegir más bien alguna manualidad que podáis hacer juntos? ¡Hay para todas las edades!

4) Bailar: para festejar la llegada del invierno, pon la canción preferida de tu hijo a todo volumen y ¡a bailar! Es la ocasión perfecta para relajarse y pasar un momento divertido juntos.

5) Patinar sobre hielo: cada vez son más las ciudades que abren una pista de patinaje sobre hielo durante el invierno. ¿Por qué no aprovechar la ocasión para dar un paseo con tu peque? ¡Además de mejorar el equilibrio, se lo pasará de maravilla!

6) Hacer un muñeco de nieve: ¡cuando la nieve comienza a espesarse, nos ponemos los guantes o las manoplas y salimos al jardín para hacer un muñeco de nieve!

7) Andar en luge: ¡el luge es una actividad para todas las edades y deja recuerdos memorables!

8) Jugar a la guerra de nieve

9) Visitar el acuario más cercano: para pasar una tarde divertida en un lugar calentito, podéis visitar el acuario más cercano. A tu peque le encantará descubrir el mundo submarino sin mojarse ni un pelo.

10) Usar prendas abrigadas: ¿y qué tal si organizas un paseo por la ciudad? Será la ocasión perfecta para que tu peque se ponga esos guantes y ese gorro tan bonitos que lo mantendrán abrigado todo el día.

11) Colorear: rotuladores, lápices de cera, pinturas, pasteles… un sinfín de materiales y de técnicas distintas para dar vida a los dibujos de tu pequeño artista.

12) Ir a la piscina: algunas piscinas están cubiertas y climatizadas, así que ¿por qué no enseñarle a tu hijo a nadar antes de que llegue el verano?